Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» To eat/to talk { Libre }
Dom Dic 04, 2011 2:23 pm por Lovino Vargas

» Ficha de Mei~ Norna~
Lun Nov 28, 2011 8:13 am por Lovino Vargas

» Reservación de Personajes
Lun Nov 28, 2011 8:12 am por Lovino Vargas

» Petición de habitaciones~
Miér Nov 23, 2011 3:49 pm por Manuel Gonzáles Rodriguez

» ¿Quieren seguir aquí?
Vie Nov 18, 2011 9:20 pm por Lovino Vargas

» Todo es cancha {Libre}
Mar Nov 15, 2011 9:06 am por Emilly Jones

» Busco rol~ busco el zapato que se me perdió :(
Mar Nov 15, 2011 8:48 am por Emilly Jones

» I'm new, I know
Lun Nov 14, 2011 5:47 pm por Emilly Jones

» Ficha de Emilly Jones
Dom Nov 13, 2011 8:40 pm por Lovino Vargas

Afiliados
HetaYuriWorld Hetalia: El Orfanato
Estamos en...
Parallel Hearts

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Miér Feb 09, 2011 5:38 pm

- …Frábært – Murmuró para si mismo, un claro toque de sarcasmo presente en su tono.
Llevaba horas (¿O simplemente eran minutos?) caminando por aquel grupo de escaleras que, al parecer, era infinito. Sin mencionar que el lugar carecía de todo sentido posible, ya ni se distinguía el “arriba” del “abajo”.

Hace unos momentos atrás, 7:50 de la mañana si bien recordaba, se encontraba frente a las puertas de la academia a la cual ahora asistía. Hoy sería su primer día oficial como alumno en aquel lugar, y se había levantado un poco más temprano que de costumbre para echarle un vistazo a los corredores antes de entrar a clases. Bueno, ya los había visitado un par de veces hace unas semanas atrás, pero aún así quería cerciorarse de memorizar bien la infraestructura, no iba a permitir que la probabilidad de perderse en el lugar le costara llegar tarde a una clase, no señor.

”… Pero esto definitivamente cambió desde la última vez que vine.”

A medida que iba subiendo la escalera del vestíbulo se iba percatando que algo andaba fuera de lugar, y una vez que pisó el último escalón se encontró frente a un gigantesco laberinto de escaleras, el cual era totalmente irracional. Sin entender muy bien la situación, dio media vuelta para volver al primer piso, pero aquello solo lo confundió más. Ya no se encontraba el vestíbulo de la academia, no, el mar de escaleras también se había extendido por aquella zona. "Pero que...?"

Y desde ese momento hasta ahora, después de haber recorrido la zona sin cesar, eso era lo único que lograba ver. Escaleras. Y uno que otro pasadizo que llevaba a más escaleras.

Había logrado mantenerse calmado hasta el momento, pero si las escaleras continuaban por distorsionarse aún más y no encontraba pronto la salida, no podría asegurarse a si mismo que la desesperación no se haría presente en algún momento. ”Esto no tiene ni una lógica, debo estar soñando o algo por el estilo, pero…”

- No logro despertar… - Dijo en un susurro, sentándose en un escalón decidiendo por fin descansar un poco, y sintiendo como de a poco el temor comenzaba a aparecer.

Spoiler:
Frábært : “Genial” en islandés.

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 09, 2011 8:09 pm

Lanzó un suspiro pesado nada disimulado, le aburría totalmente estar ahí, no había más que escaleras y escaleras...pero...¿No había ido él ahí por cuenta propia? Sí, pero eso no quitaba nada a la triste realidad que le azotaba: Estaba aburrido, y lo peor....al parecer, solo.

-¿Cuánto tiempo llevo aquí?- se preguntó a sí mismo en voz alta, más que nada para escuchar algún sonido en ese perturbador y absoluto silencio que le molestaba tanto. ¡Realmente cómo lo destaba!..

Aunque había algo en lo que podría pensar: había dejado unos cuantos portales hacia el Abyss por ahí, con suerte y algún humano incauto ahora estaría vagando en total soledad como él, bien, esa idea le gustaba, el saber que no era el único que se sentía así. Rió para sus adentros, pero casi al mismo instante borró esa sonrisa de su rostro, aunque hubiera algún humano por ahí, no había ninguna garantía de que se encontrara con él e hicieran un contrato.

-Bueno...almenos fue divertido imaginarme a alguien en mi misma situación, o peor- pensó como para darse animos a si mismo, incorporandose y comenzando a andar por una de aquellas laberínticas escaleras.

-¡Ojalá y saliera de aquí cuanto antes!- volvió a decir en voz alta, percatandose de algo nuevo en aquel extraño paisaje: un humano....
-Ya estoy alucinando por culpa de esta maldita soledad- y a pesar de pensar eso, decidió acercarse solo un poco más para comprobar...¿Acaso podría ser su día de suerte?, claro...si es que se le podría decir "días" a lo que ya estaba tristemente acostumbrado a seguir.
Si...aquella diminuta figura era un humano, bueno, o algo parecido...; decidió cambiar a su forma humana entre una humareda negra, saliendo de ella con paso firme y algo veloz para encontrarse con aquel curioso humano...¿En serio su cabello era blanco?, daba igual, si se aparecía frente a él con su aspecto natural probablemente saldría huyendo

-Aunque nadie puede huir de aquí~- pensó mientras sonreia, llegando a una distancia prudente de aquel chico, no tenía que meter la pata....después de todo oportunidades como la que tenía, no le pasaban a menudo, si no es que nunca

-Hey niño, ¿Estás perdido?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Jue Feb 10, 2011 9:06 pm

Soledad. En cualquier momento de su vida habría jurado que ya conocía aquella sensación, y que sabía lidiar con ella a la perfección… Nunca imaginó que aquella opinión podría cambiar en tan poco tiempo.
En su hogar en Islandia no le tenían permitido salir a la ciudad, y pasaba la mayor parte del tiempo solo, pero… “Aquello no era nada comparado con esto. Al parecer ni siquiera hay vida aquí”

No sabía cuanto tiempo llevaba sentado supuestamente descansando, pero la verdad es que le estaba costando recoger motivación para volver a ponerse de pié. ¿Para que vagar sin dirección alguna, si las escaleras no terminaba de aparecer? Quizás solo se estaría desviando más del camino correcto. No. Todo esto era un sueño ¿No? …No. A quien engañaba, esto definitivamente no era un sueño. Todo era muy real, demasiado real.

- Esto es ridículo… - Se dijo a a sí mismo. Ni siquiera tenía a Mr. Puffin, su frailecillo, para hacerle compañía. ”Menos mal decidí no traerlo hoy…” Pensó, no quería que la pobre ave pasara por la misma situación que él. Aunque pensar ahora en el fraile solo lo inquietó más. ¿Quién se haría cargo de él ahora? Alguien debía alimentarlo, ¡No lo podía dejar solo así como as--- ….

- ¿Eh? - Creyendo haber escuchado la voz de alguien, levantó lentamente el rostro. Si, ¡Había alguien frente a él! Tal vez si había vida en aquel lugar después de todo… Independiente de aquello, esa persona le había llamado niño, y eso no le gustaba en absoluto. - …No soy un niño. – Respondió fríamente, y frunciendo levemente el ceño se puso de pié y observó con detalle al que tenía adelante. Parecía una persona bastante llamativa, la diferencia de alturas era notoria y su pelo era de un claro tono rubio, pero... Lo que más le llamó la atención fueron sus ojos. Sus grandes y cristalinos ojos.

Sacudió un poco su cabeza y bajó rápidamente la mirada, recién ahí dándose cuenta de que había permanecido con la vista fija en el rostro del sujeto por bastante tiempo. - No logro encontrar la salida… - Le respondió finalmente. No iba a admitirlo, pero esperaba que aquella persona lo ayudara aunque sea un poco. Nada le aseguraba que ese individuo iba a saber más sobre aquel extraño lugar de lo que él mismo sabía (osea nada), pero incluso con su compañía ya le estaría ayudando un poco.

Sin que se diera cuenta, en sus ojos dejó ver la angustia que comenzaba a sentir.
"Por favor... Que no me deje aquí solo nuevamente."

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 11, 2011 8:57 pm

Se detuvo para inspeccionarlo, parecía bastante real, y también parecía estar sumergido en sus propias cavilaciones.
Sí. Era un humano real,, y no una jugarreta de su mente.... al parecer era un niño o un adolescente pero no estaba del todo seguro por que no podía verlo bien puesto que estaba sentado en uno de los escalones; a decir verdad era bastante curioso, no era como ningún otro humano que vagamente puediera recordar: era llamativo a su manera, con aquel extraño cabello de un blanco pálido y esos enormes ojos violeta; ¿Qué clase de humano era aquel? ¿Existian los humanos con semejantes colores de ojos y cabellos?, cada vez más su engañosa apariencia le hacía creer que después de todo se trataba de un horrible producto de su imaginación, o en su defecto de una Chain.
Y como para terminar aquel extraño cuadro, no dejaba de mirarle al rostro.

-Qué extraño es...- pensó al ver como después de mirarlo con fijeza bajaba la mirada, aparentemente incomodo.
Lanzó un pequeño bufido mientras sonreía anchamente a su interlocutor, con ese pequeño gesto se había vuelto a convencer que era real -Pues para mí, lo eres ¿Cuantos años tienes? ¿Catorce?- preguntó con curiosidad, acercandose unos cuantos pasos más hasta él. Parecía indefenso y nada peligroso: alguien perfecto para ser su marioneta que lo sacaría de ahí. "No logro encontrar la salida" había dicho el chico, haciendole ensanchar su sonrisa-Dudo mucho que la encontraras tu solo para ser honesto, ¿Es que no sabes donde estamos? Esto es el Abyss niño, y aquí no hay más que una manera de salir- se encogió de hombros como para restarle importancia al asunto, aunque en el fondo eso era lo que realmente más anhelaba: Salir lo más pronto posible de allí.

Tenía que esforzarse por convencer al humano frente a él rápidamente, que en apariencia comenzaba a sentir los estragos de la soledad y el silencio del Abyss

-"No puedo perder esta oportunidad por más mínima que sea"- se dijo a si mismo, tendría que, de ser posible cambiar todo a su favor, aunque al parecer todo iba bastante bien....si tan solo supiera que tan desesperado estaba ese niño por salir...-Por cierto niño, ¿Cuál es tu nombre? y si no te molesta, me responderías también ¿Cómo es que llegaste aquí?, es bastante raro ver a alguien "como tú" por estos adorables y solitarios lares- dio varios pasos más en dirección al chico, hasta sentarse a su lado en los escalones, apoyando uno de sus codos en su rodilla para recargar su cara en la palma de su mano, girando levemente el rostro para poder ver el ajeno, regalandole una enorme sonrisa.

-"Si todo sale a la perfección....saldré de aquí, Oh pobre y pequeño humano mortal, te has metido aquí y ahora, para poder salir vas a tener que jugar un poco conmigo~"-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Sáb Feb 12, 2011 6:49 pm

Catorce…. Catorce había dicho. ¿Era broma? Él no aparentaba tan poca edad, ¿O sí? ”Tsk. ¿Y este idiota era él que me tenía que encontrar?” Pensó un tanto molesto. Sabía que debería estar agradecido de haberse encontrado con vida, y mejor aún, ALGUIEN, pero aún así le había molestado su comentario poco amistoso.
Con una expresión de pocos amigos reflejada en su rostro, volvió su mirada al rubio.- Tengo diecisiete. Para su información.- Le dijo cortante, su acento pesado bien marcado. De haber podido le habría dicho que se había ofendido por aquella suposición que había hecho, pero calló un tanto extrañado al ver la gran sonrisa que se dibujó en el otro. Más, lo que escuchó después lo descolocó por completo.

“Esto es el Abyss niño, y aquí no hay más que una manera de salir.”

Aquella frase resonó una y otra vez en su cabeza. La calma e indiferencia del tono de voz del otro, junto con la gravedad de la revelación en sí, quedarían vivamente grabadas en su memoria. ”Solo... una salida?”. Un tanto abatido por lo que se acababa de enterar, se sentó nuevamente en el escalón buscando un poco de apoyo. La verdad era que si se le había pasado antes por la mente qué las salidas era escasas, pero el hecho de que solo hubiera una sola salida era desilusionador, sin mencionar que la noticia lo pilló desprevenido. Después de todo, sus esperanzas habían subido levemente al encontrarse con ese sujeto, y era solo normal que la depresión le atacase como una ola gigante, cubriéndolo casi por completo. Encontrar la salida sería como buscar una aguja en un pajar.

- Eso explica mis horas vagando entre las escaleras. - Comentó aparentemente calmado e inmutable. Si, internamente se sentía bastante deprimido y podía sentir como la desesperación comenzaba a crecer, pero eso no significaba que lo iba a demostrar frente a este sujeto aún. Debía mantenerse siempre firme, o por lo menos aparentarlo frente al resto. Eso era una de las pocas cosas que aprendió de su padre.

Escuchó pacientemente las interrogantes de otro y, procurando que su respiración no se alterase ni que su voz saliera inestable, comenzó a responderle.- Mi nombre es Einar Garðarsson. Y aparentemente llegué aquí por la academia Merchiston Castle School. Estaba subiendo por una escalera.- Le contó, y sin poder evitarlo arqueó una ceja al rubio. ¿“Adorables y solitarios lares”?... ¿Cómo podía llamarles así? ¿Acaso la soledad no le molestaba? Había dos opciones, o sabía mucho de este lugar y sabe dónde encontrar la salida, o simplemente está loco. ”Espero que sea la primera opción…” Rogó internamente.

Ya le había respondido las dudas, ahora le tocaría hacerlas él. Notando que el otro se había sentado junto a él, volteó levemente la cabeza para poder verle la cara.- Al parecer sabes bastante sobre el lugar… Por favor, explícame que es exactamente este lugar, y si sabes dónde está la salida te pido que me la digas. Te lo agradecería bastante. – Mencionó sin más ni menos, yendo directo al grano. Sinceramente no creía que aquella persona le diría la salida sin nada a cambio, algo dentro de sí le susurraba que debía tener cuidado con aquel rubio. Llámenlo intuición, pero no lograba confiar del todo en él.- ¿Y bien? -

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 12, 2011 8:32 pm

-¿Diecisiete?, vaya que no lo pareces- respondió incrédulo abriendo un poco sus enormes ojos azules como pare remarcar su sorpresa.
Le volvió a regalar una de sus habituales y enormes sonrisas, no estaba muy seguro, pero sentía que hasta el momento él controlaba la situación, lo cual le agradaba bastante. No tenía que ceder ni un ápice, un juego limpio y fácil, solo eso....entonces podría salir de ahí gracias al niño, un plan perfecto y demasiado sencillo....

-Como robarle un dulce a un niño....bueno, si todo termina como yo lo espero, no será un dulce lo que tendré que robarle- pensó más que divertido, deseando que aquella posibilidad se volviera real. Si tenía que hacer eso, mejor que fuera con alguien lindo, y ese extraño niño entraba en su categoría de "Lindo", así que no habría ningún problema.

Asintió con un gesto en la cabeza a las palabras del menor antes de proseguir-Einar, me gusta, ¿Eh? ¿Una academía?- frunció levemente el ceño, borrando la sonrisa de su rostro, no recordaba ninguna academía. Lo cual significaba que debían de haber ocurrido décadas, o quizás centenares de años desde cuando él, vagamente, recordaba estar en el mundo exterior.
Maldijo internamente, le molestaba no recordar, y la pisibilidad de salir y toparse con cosas desconocidas, un país distinto en donde alguna vez vivió le irritaban, pero tenía al niño, así que podría utlizarlo un poco para saber a qué se enfrentaría.

Sí, tenía que calmarse, podría hacerlo, saldría de ahí y no habría ningún problema.Volvió a componer su sonrisa, el chico no había sido tan ingenuo y quería saber donde estaban, no le molestaba, un poco de juegos jamás estaba de más.

-Claro que lo sé-comenzó ufanandose-Es lo natural luego de estar algún tiempo por aquí, muy bien, me gusta esa determinación tuya-ronroneó contento aumentando su extravagante sonrisa sin despegar la vista del menor-Como ya te he dicho, esto es el Abyss, no podrías tener una definición en cocreta de "qué es", ya que el Abyss puede ser todo...o nada.....- se incorporó de un gracil salto del escalón, girando para volver a verlo a la cara-Esto que ves, todas estas escaleras, aunque te parezcan infinitas-hizo un amplio ademán para señalar lo que los rodeaba- Es solo una diminuta parte del Abyss, que se conforma por varios sitios igual de extraños y confusos, cuyos habitantes...-hizo una pausa para señalarse a sí mismo con su mano- Como yo...son igual de extraños que este mismo sitio, solo con decirte que lo que ves ante tí, no siempre es la realidad basta para comprender que no soy algo que puedas llamar "Humano"-soltó una carcajada, aquello le resultaba muy divertido, dio unos pasos hacía abajo de las escaleras sin caerse-.....y por último, pero para nada menos importante, para salir de aquí, me necesitas tanto como yo necesito de tí ahora....por medio de un contrato, ambos seremos libres ¿Que te parece? Nada díficil para lograr escapar de un sitio como este....¿No lo crees así...niño?-susurró las últimas palabras, sonriendole de lado mientras encerraba ligeramente sus ojos, sin depegarlos de los del muchacho.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Vie Mar 18, 2011 10:32 pm

Esperó pacientemente a que el otro le respondiera, tratando de ignorar por completo el tema de su edad y los grandes ojos azules que se abrían en remarcada sorpresa antes él. Después de todo, ¿Por qué habría de importarle tanto la opinión de un sujeto al que acababa de conocer, y que además no se veía de fiar? “Exacto… Eso mismo. No debo dejar que me afecte lo que dice este extraño.”

Alzó extrañado una ceja al otro, llevaba un buen rato sonriéndole y él no estaba seguro de la razón. ¿Verdaderamente encontraba toda esta situación divertida? ”Quizás si está loco después de todo…¿Eh?. Abrió un poco los ojos luego de escuchar la aprobación/cumplido de su nombre, y la interrogante sobre la academia.- Um…¿Gracias? Si, llegué por una academia… -Le respondió algo inseguro, no se le ocurría ni la más mínima idea de porque al otro le agravaba tanto esto, incluso había quitado la sonrisa del rostro. ¿Qué no él sabía dónde estaba la entrada y salida? …No. Él había asumido que la entrada se encontraba únicamente en la academia, pero… ¿Y si la entrada no se encontraba en un lugar fijo? ”Ugh, esto me está dando dolor de cabeza. Mejor espero a que el me explique… Solo espero que no me mienta ni invente algo falso.”

Relajándose un poco al ver que el rubio volvía a sonreír y comenzaba a explicarle todo con lujo detalle, cerró su boca dejando que el otro hablara todo lo que quisiese y no rompió nunca el contacto visual, ni siquiera cuando este se levantó y se alejó un poco; Quería hacerle saber al otro que aún no se ganaba su total confianza.
Una vez que el otro terminó de hablar, no lograba asimilar bien la situación en la que se encontraba ahora. ¿Esto era una pequeña fracción del dichoso abyss, que puede ser todo o nada, que se encuentra habitado de humanos que en realidad no eran humanos, y qué solo se podía escapa de él mediante un contrato que debía hacer con aquel loco? ...Vale… Esto se pasaba por mucho de los límites de la lógica. Pero, un momento…

¿Acaso dijo el otro que él mismo no se le podía considerar humano?

- …¿Me estás diciendo que en realidad tú no eres una persona como tal? ¿Que eres si no? – Le preguntó directamente con desconfianza. Todo esto se estaba poniendo demasiado sospechoso, sin mencionar que el otro le estaba contando todo aquello con la mejor de sus risas. La verdad no estaba del todo seguro si estaba actuando de la mejor forma con la única persona (si es que eso era) que hasta ahora sabía la forma de salir, pero si como él había dicho, sería necesario hacer una especia de contrato, lo mínimo que debía hacer era cerciorarse de que aquel sujeto era digno de ser creído.

Se levantó de los escalones y dio unos pasos al frente, sus ojos quedando a la misma altura del otro, ya que este se encontraba unos peldaños más abajo, y cruzó sus brazos por sobre su pecho. Su rostro seguía inmutable e incluso parecía como si todo aquello no le importara en lo más mínimo.- Así como me lo estás diciendo, no, no parece para nada difícil… -Le respondió calmadamente la pregunta.- Pero para aceptar firmar un contrato contigo, debo saber bien cuáles son las bases de aquel contrato, ¿O me equivoco?

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 03, 2011 9:14 pm

Mantenía su sonrisa sin dejar de analizar al menor, al parecer se tomaba con mucha calma lo que acababa de decirle, o ¿Era acaso que no le creía?...
"Maldición" No podía ser eso, así no tendría su confianza y jamás saldría de ese endemoniado lugar "Vamos,es un niño" se animó a si mismo, haciendo su sonrisa un poco más bizzara "Puedes hacer que un niño confíe en tí, ¿No?, es fácil, tiene que serlo....". La pregunta lo tomó algo desprevenido, pero en el fondo le alegro, quizás si le explicaba eso dejaría de dudar tanto.

-¿Yo?, Yo soy una Chain, un ser que vive aquí- se encogió de hombros prosiguiendo-Una Chain, es un ser que,siendo honesto, no sé de dónde mierda han salido, digo...yo no sé con certeza si siempre he sido esto, pero sé que lo soy ahora y tengo que salir de aquí cueste lo que me cueste; aunque hay malos y buenos, como los humanos-alzó una ceja, mientras ensanchaba su sonrisa-Y creo, que yo soy de las buenas~-rió entredientes, cruzandose de brazos y moviendo la cabeza de un lado a otro en señal de desabrobación-Ei,Ei,Ei....¿Sabías que la curiosidad mató al gato?, quiero enseñarte lo que realmente soy, pero...¿Estarías dispuesto a aceptar un contrato conmigo luego de verme?-preguntó en un susurró, colocandose unos escalones más cerca del menor, mirandolo fijamente a sus orbes violeta, casi de manera suplicante-¿Lo harías?-repitió en el mismo tono, llevando sus manos que antes reposaban cruzadas en su pecho hasta las mejillas ajenas, rozandolas levemente con la yema de sus dedos-

Lo dicho por el chico le sacó una sonrisa, al parecer estaba dispuesto a salir de ahí con él-Es algo muy simple, solo necesito una gota de tu sangre y luego...podremos salir-sonrió como quien no quiere la cosa, volviendo a mirar fijamente sus ojos, recordando el detalle del beso, "Lort, creo que si le digo que tendré que besarlo no querrá hacerlo...¡Pero no puedo empezar mintiendole!, Aunque no es como si eso me importara, ¿verdad?" descartó todos sus pensamientos, lo mejor era ser sincero-Al haber cerrado el contrato...tu y yo estaremos unidos, así que a donde sea que tu vayas, ahí yo estaré protegiendote, y creeme, no te librarías de mí por nada del mundo-comenzó a decir pausadamente, tomando con su siniestra la mano derecha del chico, llevandola hasta sus labios para depositar un pequeño beso en su dorso-Aún hay un pequeño punto sobre como cerrar el contrato, pero antes dime...¿Lo realizarías conmigo?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Lun Abr 04, 2011 11:12 pm

Prosiguió a mirar intensamente al rubio con una penetrante mirada, que a la vez enmascaraba a la perfección su verdadero nerviosismo. ”Algo me dice que si no comienzo a confiar un poco más… Tal vez no salga de aquí.” Ahá, al fin comenzaba a sentir el real peso a la situación en la que se encontraba. No podía quedarse ahí parado para siempre, no lo soportaría en lo más mínimo.

Escuchó atentamente a todo lo que el otro le explicó, sin poder evitar negar de vez en cuando su cabeza ante la poca formalidad que usaba. Aún así, al final de toda aquella explicación frunció levemente el ceño y miró hacia el suelo. - Una Chain… -Murmuró para si mismo como si tratase de animarse a creer aquello. Poco le duró la serenidad, porque instantáneamente levantó la vista hacia el rubio y le frunció el ceño ante su desaprobación. Ahora si que no logró contenerse del todo y respondió cortantemente mientras soltaba un resoplo y colocaba sus manos en sus caderas – Tsk. Como pretendes que no tenga curiosidad en este lugar poco cuerdo, guð. Además, no pretendo dejar que me maten-…¿E-Eh? - Habría seguido reprochándole, pero las siguientes acciones del rubio lo pillaron desprevenido. El leve pero a la vez cálido tacto del otro sobre sus mejillas lo dejó atónito.

Volvió a mirarlo fijamente a los ojos, y esta vez se sorprendió de lo lleno de emociones que estaban. Si no se equivocaba podría juraría que vio un toque de sinceridad en ellos, y sin todavía decir ni una palabra continuo por escuchar la explicación del famoso contrato que debían hacer.

Sinceramente le parecía un contrato bastante irreal. Debía cerrarlo con su propia sangre, y a la vez la “Chain” no podría dejar su lado nunca más, ¿Pero quien era el encargado de vigilar que aquello se cumpliera? No podría funcionar por magia nada más, ¿O sí? ”No puedo creer que siga sorprendiéndome por todo lo que pasa en este lugar… Ya debería estar acostumbrado y resignarme.” Se dijo a si mismo por dentro, tratando de ser lo más abierto de mente posible ya que después de todo eso podría llegar a ser la única forma que lo saque de aquel estresante lugar.

Tenía intenciones de interrogarle sobre el último “punto” del contrato antes de aceptar, pero una vez más se vio desconcentrado por las acciones del sujeto. Un leve, casi invisible sonrojo nació en las mejillas de islandés cuando el otro besó el dorso de su mano, observándolo con sus ojos levemente dilatados por la sorpresa. Esta vez su impulso sería lo suficientemente fuerte como para no poder evitarlo.- …Está bien. –Su boca siendo más rápida que su mente, aceptó casi en un susurro la petición del rubio, sin siquiera pensarlo dos veces.

. . . ¿¡Que le había ocurrido!? ¡Aquello había sido una decisión muy irresponsable! ”Skít, que estupidez hice. Tan solo porque me pilló con la guardia abajo…” Pensó avergonzándose un poco de si mismo.
Apenas pudo reaccionar unos segundos después, tosió levemente en su puño y volvió a colocar su calmada y seria expresión, comenzando a repasar la información.- Déjame ver si entiendo… Eres una “Chain” relativamente “buena”, cosa que debo asumir a ciegas, ya que no me queda otra… -Agregó aquello último simplemente para demostrar que aún no confiaba del todo.(?)- …Y para cerrar el contrato debo darte una gota de mi sangre, más un último detalle que aún no se cual es. Después de eso, no podrás abandonar mi lado. –Frunció levemente el ceño y miró con (fingido) desgano hacia el lado. Menudo lío en el que había aceptado involucrarse. Bueno, al parecer era la única forma de salir de aquel “Abyss”, pero aún así era arriesgado. Sin mencionar que aún no meditaba bien el hecho de que (si todo llegara a ser verdad), tendría que pasar el resto de su vida junta a ese sujeto. ”Kæri guð. ÉG vilja vera fær um að þola það?”. Daba igual. Lo hecho hecho está y ya no había vuelta atrás. Era el precio de poder salir.

- Muy bien entonces… – Afirmó seriamente, por fin habiendo tomado la decisión de seguir adelante con todo ello. Volvió su mirada al frente y miró decididamente al rubio frente a él.- Ya acepté. Ahora dime… ¿Cuál es el último punto para cerrar el contrato? -

Spoiler:
"Skít" = "Mierda".
”Kæri guð. ÉG vilja vera fær um að þola það?” = "Dios. ¿Voy a ser capaz de soportar? "

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 05, 2011 9:53 pm

No respondió a su comentario acerca de la curiosidad, estaba más ocupado intentando digerir lo que acababa de ocurrir, el menor...¿Había aceptado?...
Ya acepté. Ahora dime… ¿Cuál es el último punto para cerrar el contrato?
Esas habían sido sus palabras, y ahora venía la perte que más le preocupaba, pero confiaba en las palabras ajenas, y en que las cumpliría, y al mencionarle ese pequeño detalle no se echaría hacia atrás.

Me gusta esta determinación tuya, debo decir que es admirable y la aplaudo-ronroneó con una enorme sonrisa, sin alejarse ni un ápice del chico de orbes violetas, al contrario, se había tomado la libertad de acercarse aún más a él; Tomando nuevamente su diestra- No, jamás lo haré, es algo que estipula nuestro contrato-dijo con naturalidad como si estuviera hablando de cualquier otra cosa, llevandose la mano cerca de sus labios, besando con delicadeza su dedo índice antes de morderlo con fuerza, hasta que sus dientes algo filosos, consiguieron la poca sangre que necesitaban, manchandose ligeramente los labios al estar tan cerca de ese líquido tan cálido, haciendo que sus labios se vieran con un poco más de color- Dime Einar....¿Alguna vez has besado?-preguntó en un susurro acercandose peligrosamente a sus labios, mientras tenía la vista fija en sus ojos continuó hablando-... eso es lo que cierra definitivamente este contrato...y no sé, ¿No te sentirías mal si este es tu primer beso?...Con un extraño, con un hombre que no es humano, con alguien que en el fondo aún crees que solo te utiliza...-decía susurrando, pero sin cortar la poca distancia que quedaba entre ellos.

Estaba siendo blando, estaba casi arrepintiendose, incluso le decía aquello para que dudara y dijer que no..¿Por qué? Antes hubiera besado a esa persona sin dudar, ahora parecía que se preocupaba por él...¿Por qué? se volvió a repetir, mirando el reojo el dedo que aún seguía sangrando levemente....

Lo he lastimado...

Pensó de manera inconsciente, sorprendiendose por eso...algo estaba mal, ¿Por qué de la nada había comenzado a sentirse tan...vulnerable? Incluso sentía que esa ilusión que llamaba "forma humana" se desvanecería en nada, quizás ya había excedido su límite al estar así, y siendo una Chain, siendo un dragón...no podría sellar nada y no sería libre. La desesperación comenzó a nacer en él...¿Saldría de ahí?, o por alguna extraña razón no quería condenar al peliblanco del destino que significaba ser contratista...

-Einar....-susurró cerrando los ojos con fuerza, sintiendo como no soportaría más tiempo seguir así, como poco a poco se debilitaba, tenía que hacer algo y pronto-¿Estás seguro de esto?¨-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Einar Garðarsson el Dom Abr 10, 2011 3:19 pm

Sus ojos violeta, libres de cualquier emoción alguna y ligeramente oscurecidos, aún permanecían fijados en la clara y ansiosa vista del mayor. Podía escuchar que el rubio le decía algo, al parecer estaba musitando un cumplido, pero la mente del alvino estaba concentrada en otra idea. “¿Por qué parece como si no me importara que este sujeto permanezca a mi lado por toda la vida?”. Quizás solo ahora comenzaba a darse cuenta de lo mucho que le había afectado estar aislado de la sociedad desde su tierna infancia. Quizás… Esto significaba no volver a estar solo nunca más.

Su atención volvió de golpe al momento presente, sus pensamientos viéndose interrumpidos al sentir que el sujeto volvía a adueñarse de su mano derecha, posando un ligero beso en su índice. Arrugó un poco su entrecejo, preguntándose cual era la razón de todo aquello, pero la respuesta no tardó mucho en llegar. Sintiendo un concentrado dolor en su dedo no evitó cerrar su ojo izquierdo con fuerza ante la mordedura, pero mantuvo su silencio y no se quejó en absoluto. Entendiendo que todo era parte de aquel misterioso contrato. Su sangre era necesaria para poder seguir adelante con él, pero… Esperen. ¿Cuándo fue que el otro se había acercado tanto? Sin poder evitarlo, se fijó en los labios ajenos que tan cerca estaban de los propios, y tragó en seco sintiéndose un tanto nervioso. A pesar de sentir que el rubio invadía un poco su espacio personal, no hizo ni el ademán de alejarse.- ¿Disculpa? ¿A que va la… Pregunta…? – Se calló a medida que terminaba su pregunta, ya sabiendo perfectamente la respuesta. Un beso… Eso sería lo último que debía entregar a cambio de su libertad. Su primer beso para ser más preciso.

Desvió su vista hacia el lado estremeciéndose levemente al escuchar al rubio murmuraba su propia desconfianza en él, sin poder evitar sentirse un poco culpable. Tratando de ignorar aquel sentimieto, volvió la mirada hacia el mayor y le dijo directamente lo que pensaba.- Pocas veces en su vida me había plantado a meditar sobre el tema, y siempre llegaba a la conclusión de que mejor sería ser indiferente al respecto. - Murmuró, por primera vez siendo un poco más abierto al contestar. "No se como debería sentirme con esto...". Ahora que la situación lo había acorralado de golpe, quizás si habría preferido que su primer beso hubiera sido en una situación diferente, pero no era momento de arrepentirse. Ya había aceptado al contrato, y su respuesta no cambiaría.

Gracias a que los tenía tan cerca, se fijó un poco más en los ojos del otro. No sabía exactamente cómo, pero podía notar un tinte de indecisión en ellos. Aquello le extrañó un poco, durante todo el transcurro que había estado con él, juraría que estos siempre se habían mostrado bastante decididos. Casi al instante también se percató de que algo le sucedía al mayor. Repentinamente este se veía algo debilitado y ahora cerraba sus ojos, preguntándole por última vez si en realidad estaba dispuesto a seguir adelante.

Soltando un suspiro y cerró por un momento sus ojos, al igual que el ojiazul- No se porque haces sonar todo esto como si me estuviera condenando o algo por el estilo, pero mi decisión no ha cambiado. Ya te di mi palabra, ¿No?...Y estoy dispuesto a cumplir con ella. –Sentenció en un bajo nivel de voz, casi murmurando, pero siempre sonando muy seguro y serio. - Haz lo que tengas que hacer para sellar el contrato. Solo… No pierdas más tiempo. – Cualquiera habría pensado que estaba siendo algo duro con el rubio al exigirle que se apresurara, pero la verdad es que esa era la manera en que Einar demostraba su preocupación por él. El albino no podía estar más seguro de su respuesta, y algo dentro de sí le gritaba que mientras más tardara en afirmar su respuesta, más sufriría aquel sujeto. Mientras más rápido se hiciera todo, mejor sería para ambos. - Adelante... - Lo invitó en un susurro a proseguir con el cierre del contrato, entreabriendo sus ojos y dejando que estos demostraran la repentina inquietud por el mayor.

Einar Garðarsson

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 20/01/2011

Contratista/Cadena
Contratista:
Cadena:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día en la Academia. Materia: ¿Escaleras? [Privado: Søren Andersen]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:08 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.